Madrid, a 29 de septiembre de 2017

LA MAJADA DE LA PEDRIZA. La historia que hay detrás…

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid cierra La Majada de La Pedriza. Una historia que merece la pena ser contada, con el fin de compartir el enorme aprendizaje que nos ha regalado esta experiencia. Un aprendizaje que, como la mayoría de los importantes, es fruto de la vivencia de numerosas situaciones adversas y de dificultades sobrevenidas, que hemos gestionado psicológica, física, económica y emocionalmente. Pero también es la historia del valor del esfuerzo, de la capacidad de aprendizaje en situaciones adversas para sacar el mejor partido, el valor de la creatividad y la capacidad de adaptación, el valor del compañerismo y el trabajo en equipo, el valor del entusiasmo y el valor de creer y confiar que todo está bien, aunque parezca que se derrumba todo….

Empecemos por el principio.

En junio de 2014, nace el Centro La Majada de La Pedriza, como proyecto de gestión para la explotación de las “Casas Forestales de Canto Cochino“, según concesión administrativa adjudicada mediante concurso público.

Diseñamos un proyecto que aúna la experiencia profesional de más de 20 años en el sector, y el emprendimiento de 15 años que EDNYA viene desarrollando en colaboración con entidades públicas y privadas. Un sueño que pretendía poner en valor un nuevo modelo de gestión de equipamientos en torno a espacios protegidos, donde se impulsan actividades económicas sostenibles, cuyo objetivo promovía el desarrollo socioeconómico del territorio y la divulgación y promoción del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Nos sentíamos fuertes, entusiastas, capaces de todo.

Comienzan las primeras dificultades.

Debido a los retrasos de la Administración en tramitar la calificación urbanística de los edificios, necesaria para obtener licencias municipales y comenzar la obra, perdimos la subvención concedida por el Programa LEADER, con el importe de 122.000 €.

Sin embargo, seguimos adelante con la confianza absoluta en el proyecto y nos ponemos en marcha con la obra, encontrándonos con la sorpresa de que las casas, que aparentemente estaban bien, presentaban daños ocultos en la estructura que aumentó el presupuesto de la obra, consumiendo la financiación prevista para todo el lanzamiento del proyecto.

Finalmente, conseguimos terminar la obra, convirtiendo las casas forestales en uno de los equipamientos más sostenibles del Parque Nacional, introduciendo mejoras como la puesta en valor del patrimonio histórico tanto en interiores como exteriores, construcción de aljibe con captación de agua pluvial y sistema autónomo de potabilización, instalación de calderas de biomasa en cada edificio y mejora en el aislamiento, iluminación leds, sustitución de la red de saneamiento e instalación de fosa séptica con filtro biológico e instalación de baterías al generador, así como mejoras en las infraestructuras existentes como la construcción de un altillo para almacenaje, instalación de sistema riego y reforma de la fuente existente, restauración de la sala de instalaciones y mejora de la leñera para nueva ubicación del generador.

Un comienzo inesperado…

El Centro abrió sus puertas el 1 de diciembre de 2015. Pese a la belleza y coherencia del proyecto y los enormes beneficios que aporta al territorio, el Centro recibió un impacto negativo de la mano de Ecologistas en Acción Madrid el día 30 de diciembre de 2015, sembrando la duda sobre la legalidad del proceso, lanzando acusaciones falsas y manipulando la información a través de las redes sociales y medios digitales, para lo que tuvimos que emitir un comunicado desde nuestra entidad, para dar luz acerca del concurso público y nuestro proyecto de gestión.

Sentimos, por primera vez en nuestra vida, que el camino que de repente andábamos no lo habíamos elegido nosotros, y que estábamos en un terreno hostil, adverso y agresivo, donde las normas del juego eran completamente desconocidas por nosotros.

Absoluta ignorancia…

Desde la inocencia e ignorancia de no saber cómo manejarse en esta nueva situación, tratamos por todos los medios de buscar una reunión tanto con el Consejero de Medio Ambiente como con responsables de Ecologistas en Acción Madrid, y con otros grupos conservacionistas, empresarios, asociaciones del territorio y administraciones locales, para informarles acerca del valor socioambiental y socioeducativo de nuestro proyecto.

Todos los grupos a los que solicitamos reunión nos atendieron, nos escucharon, e incluso generamos sinergias y líneas de colaboración. Sin embargo, ni el Consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada ni Mª Ángeles Nieto, responsable de Ecologistas en Acción Madrid, quienes se reunieron en varias ocasiones para tratar este tema, quisieron atender ninguna de las numerosas convocatorias que les solicitamos.

A partir de este momento, supimos que la decisión estaba tomada. Tan sólo era una cuestión de tiempo.

El tránsito del absurdo…

El día 17 de mayo de 2016 recibimos notificación de resolución del Secretario General Técnico de la Consejería de Medio Ambiente por la que se acordaba el inicio del procedimiento de revisión de oficio del Expediente de concesión. En dicho documento se expone una serie de errores administrativos (nada que ver con las supuestas irregularidades que proponían ecologistas en acción) y se resuelve iniciar procedimiento para anular la concesión, así como se concede el trámite de audiencia para presentar alegaciones y justificantes para una posible indemnización.

Cesar la actividad, no es sólo cuestión de indemnizar por las inversiones realizadas, el lucro cesante, el daño moral, o la propiedad intelectual. Es importante evaluar también el daño producido a terceros producto de numerosos convenios de colaboración, y el impacto negativo del cese del servicio a la sociedad en general, por tornarse en un gasto público sin retorno de valor y convertirse en el ejemplo más evidente de “todos pierden”.

Todo el procedimiento de adjudicación y los errores cometidos por la  Consejería de Medio Ambiente propuestos en el informe técnico pone de manifiesto la enorme incertidumbre que genera colaborar con la Administración, el apoyo dudoso de la Comunidad de Madrid a las Pymes, el emprendimiento en espacios protegidos y con ello el empleo verde, a los propios procedimientos legales y a la validez de los pliegos y contratos con la Administración, y su credibilidad frente a acreedores.

No podíamos aceptar tal situación  y comenzó todo un proceso de flujo de documentos e informes entre despachos de abogados para tratar de dar sentido común a este absurdo y parar esta barbarie.

Capacidad de adaptación…

Durante el año y tres meses que estuvimos sometidos a dos revisiones de Oficio, acreditamos de forma exhaustiva y pormenorizada cada gasto para poder justificar la indemnización que la ley ampara y que procede reconocer, al mismo tiempo que debíamos cumplir con nuestras obligaciones contraídas en el contrato (entre ellas dar servicio gratuito de información al Parque Nacional todo el año con sus consecuentes costes) pues de lo contrario podríamos perder el derecho de la concesión y con ello la posible indemnización.

De la misma manera esta situación mermaba nuestra capacidad de gestión al 20% de su potencial debido a la gran incertidumbre de no saber cómo y cuando se resolvería la Revisión de Oficio, que no nos permitía desarrollar los programas a medio y largo plazo fundamentales para la viabilidad del proyecto, como el programa educativo de escolares, el plan de formación o las campañas de verano, que requieren una planificación con mayor perspectiva temporal. Además, nos encontramos con enormes dificultades en el desarrollo de nuestra actividad por el cumplimiento irregular de las obligaciones adquiridas por la Administración en la concesión, y por las nuevas restricciones fruto de la normativa ambiental de la propia Consejería que afectan al acceso a Canto Cochino y que disminuye radicalmente el flujo de visitantes a La Pedriza durante más de 5 meses al año.

Sobrevienen los problemas y dificultades económicas, teniendo que aportar todos nuestros ahorros, avalar con todos nuestros bienes personales, suprimir sueldos directivos, reajustar costes de personal, teniendo que tomar decisiones dolorosas como el despido de grandes profesionales no sólo del proyecto de La Majada, sino de Ednya como entidad.

Sólo teníamos dos opciones: aprender, adaptarnos, darlo todo y seguir, o abandonarnos al miedo y la desesperación y perderlo todo. Así que decidimos la primera opción.

La sorpresa de la adversidad…

Quién nos iba a decir a nosotros que elegir ser proactivos en vez de quejarnos y pelearnos, elegir seguir nuestro camino, elegir centrar nuestra atención en aquello en lo que podemos verdaderamente influir, elegir crear en vez de destruir, elegir unirnos y apoyarnos, en vez de separarnos, elegir confiar en vez de desconfiar, elegir ser feliz en vez de desesperar, soltar en vez de apegarse…nos iba a aportar tanto.

La verdadera historia, pertenece a la belleza del aprendizaje de quienes hemos vivido y disfrutado este proyecto. Porque no todo es torpeza, el imperio del absurdo, el conflicto de intereses o la necedad del ser humano.

Hay una historia de personas fieles a sus principios, grandes profesionales que han sabido adaptarse a la dificultad, que han sabido proyectar y crear con ilusión y entusiasmo todo lo que nos hemos propuesto, que han desarrollado su trabajo de forma excelente, y que han mantenido su confianza, fidelidad y devoción al proyecto de forma sostenida desde la coherencia y saber hacer, construyendo desde el pensamiento crítico y el rigor en la información, su propia opinión.

Es una historia de héroes, de valientes, de personas formidables que aman lo que hacen y demuestran con su actitud que se puede conseguir, sea en este u otro lugar, un proyecto ilusionante con el que construir tu vida. Porque lo esencial no está en el lugar, ni en el papel….está en las personas.

El cese…

Por Orden del Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, se declara de oficio la nulidad del expediente de concesión de las casas forestales de Canto Cochino en el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. El día 2 de octubre, las casas forestales cesarán su actividad como:

  • Centro de formación: jornadas, cursos y conferencias vinculadas al medio ambiente, montaña, ocio y turismo sostenible, así como el programa formativo para escolares.
  • Centro de actividades. Actividades de fin de semana para todos los públicos que ponen en valor el patrimonio natural y cultural del Parque Nacional.
  • Centro de divulgación científica. Programa de actuaciones en colaboración con Universidades y grupos de investigación con vocación científico-divulgativa.
  • Centro promotor de ecoturismo y desarrollo socioeconómico. Actividades de ecoturismo y promoción gastronómica, venta y degustación de productos serranos, artesanos, publicaciones especializadas en montaña y naturaleza, cartografía y artículos ecológicos y de educación ambiental.

Sabemos que la Comunidad de Madrid a corto plazo abrirá el Centro como punto de información del Parque Nacional exclusivamente. Desconocemos el futuro de las casas a medio y largo plazo.

Nuestro legado…

Dejamos las casas forestales como un patrimonio rehabilitado para el disfrute de las personas, sea cual sea el uso que se quieran dar de ellas en un futuro. Dejamos como patrimonio intelectual, un proyecto que pese a la dificultad ha conseguido ser referente:

  • Por el impacto de su actividad, desarrollando proyectos con alto carácter creativo, de continuidad y adaptado a distintos públicos.
  • Por su función divulgadora, contando con el apoyo de grandes personalidades científicas y profesionales de la cultura y el medio ambiente.
  • Por su labor de promoción de la economía local y territorial, al tener más de 60 convenios de colaboración entre artesanos, autónomos, asociaciones y empresas locales, de la comunidad de Madrid y de Segovia.
  • Por su labor como centro de información al estar en una de las zonas del Parque con mayor afluencia, dando atención gratuita a más de 80.000 visitantes.
  • Por su carácter territorial, impulsando proyectos que unen objetivos y conectan las dos vertientes del Parque como La Expedición Juvenil Giner de los Rios 2016 y 2017.
  • Por su voluntad de colaboración más allá de nuestras fronteras, como el Curso Internacional de Áreas Protegidas, donde están implicados entidades públicas y privadas y universidades, nacionales e internacionales para su consecución.
  • Por acoger y apoyar proyectos afines, de gran aporte de valor, como Treparriscos o la Compañía de Guías.
  • Por su voluntad mediadora, actuando constantemente como punto de equilibrio entre distintas intereses de carácter local: Ayuntamiento, entidades conservacionistas, empresarios y usuarios del Parque.

 Gratitud…

Gracias a todas las personas que han hecho posible esta aventura, sin excepción. Gracias a las personas que han confiado en nosotros y nos han dado la posibilidad de disfrutar de nuestro trabajo. Gracias a todos los colaboradores que habéis apostado con nosotros y habéis llenado de contenido esta experiencia. Gracias a todos los científicos, profesionales, músicos,  montañeros, aventureros, naturalistas y apasionados que con su saber, nos han deleitado en cada conferencia y en cada actividad que hemos desarrollado.

Gracias a todo mi equipo, a mi familia, a Ricardo y a mí misma, por el apoyo incondicional, por cuidarnos en este proceso, y demostrarnos que es posible disfrutar de nuestro trabajo por retador que sea, recogiendo el legado de la experiencia, el regalo de saber elegir  y la grandeza de la colaboración.

Carol Sala Burgos. Directora General de EDNYA